Bailar ayuda a combatir los efectos negativos del envejecimiento

64
0

Por Pablo Mora

Bailar es soñar con los pies”. Ahora incluso con más razón, sabiendo que este ejercicio puede combatir el envejecimiento. Y es que el hecho de bailar, ya sea de manera profesional, o simplemente por diversión, es un ejercicio que ayuda a ser más activo físicamente y a mantener una mente más afilada, ya que requiere fuerza, flexibilidad, coordinación y equilibrio.

Recientemente, una investigación liderada por el instituto de investigación alemán German Center for Neurodegenerative Diseases, ha revelado que las personas mayores que hacen ejercicio físico revierten los signos de envejecimiento en el cerebro. Aunque sin lugar a dudas, el baile es el que posee más efectos beneficiosos.

“Hacer ejercicio produce efectos beneficiosos como frenar e incluso contrarrestar el deterioro relacionado con la capacidad mental y física”, señaló el Dr. Kathrin Rehfeld, autor principal del estudio del centro de estudios alemán. Asimismo, explicó que los dos tipos diferentes de ejercicio físico (tanto el baile como el entrenamiento de resistencia) aumentan el área del cerebro que disminuye con la edad y mejora el equilibrio”.

Para llevar a cabo el estudio, se contó con la participación de dos grupos de voluntarios. Por un lado, personas de entre 67 y 71 años en el grupo de baile y, por otro, personas de entre 68 y 71 años en el grupo de ejercicio físico. Ambos mostraron un aumento en la región del hipocampo del cerebro (que controla la memoria y el aprendizaje), especialmente el grupo de baile, que mostró una diferencia significativa en equilibrio en comparación con el otro conjunto.

Esto es importante, habida cuenta que esta zona del cerebro es propensa a deteriorarse con el paso de los años. Además, ésta es la estructura cerebral que se más pronto podría verse afectada por trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzhéimer.

“Tratamos de dividir a nuestros mayores en grupos de baile cambiando constantemente los distintos géneros (jazz, square, latinoamericano y danza). De esta manera, los pasos de baile, el movimiento de los brazos, la velocidad y los ritmos fueron modificándose cada dos semanas, con el fin de mantenerlos en un proceso de aprendizaje constante”, aclara el Dr. Rehfeld.

El ‘German Center for Neurodegenerative Diseases’ analizó los beneficios del baile con grupos de personas mayores

La investigación, que aparece en la revista Frontiers in Human Neuroscience, se enmarca dentro de un conjunto de estudios más amplio para investigar los efectos cognitivos y neuronales de la actividad física a lo largo de la vida. “Creo que el baile es una poderosa herramienta para establecer nuevos retos para el cuerpo y la mente, especialmente en la edad avanzada” recalcó Rehfeld.

Además de éste, otros estudios anteriores han encontrado que hay un vínculo entre el baile y la prevención de diversas formas de demencia. Entre ellos, un estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine, que concluyó que los ancianos que bailaban frecuentemente reducían sus posibilidades de desarrollar demencia en un 76%, que supone casi el doble que con cualquier otra forma de actividad física.

Fuente:El Ibérico

 

DEJA UNA RESPUESTA