A propósito de una “pareja dispareja” 

47
0

LVR
Me enteré recientemente de una boda entre un hombre de 58 años y una mujer de 29 años, y recordé la bella canción de Domenico Modugno “El maestro del violín”, donde maestro y alumna se enamoran, todo es posible, no pensemos todo el tiempo mal, con nuestra supuesta sabiduría, contaminada de prejuicios.
Siempre veamos lo particular de cada caso, no generalicemos, aunque yo considero, que la salud y la vitalidad de la persona mayor, es fundamental, para que dichas parejas sean exitosas, la persona que ha tenido una vida sana y mantiene su funcionalidad, buen humor y gusto por la vida, puede perfectamente relacionarse con otra persona mucho menor, aportará su experiencia, ambos aportarán lo suyo, compartiendo saberes y experiencias, puede ser una experiencia muy enriquecedora, es posible

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de