A toda edad: no hacer ejercicio es un riesgo mayor que hacerlo

135
0

 Ya debés estar cansado de leerme pregonar sobre las bondades del ejercicio físico. Debés pensar que no puede haber tantos modos distintos de abordar el tema. Y sin embargo, sí. Los hay tantos como columnas llevo escritas en esta revista dominical (y más), porque hay un tipo de entrenamiento para cada personalidad, edad y momento de la vida. Y porque aunque me leas y pienses que el ejercicio físico no es lo tuyo, los beneficios de ponerse en movimiento sí lo deberían ser, porque son el camino seguro a la mejor versión de vos mismo, pero además, y sobre todo, a una vejez saludable y plena.

Por eso, quisiera hablarle a una población especial: los adultos mayores. Es posible que sean quienes más de reojo me lean y sigan mis consejos, pensando que ya están grandes para esto, o incluso que el riesgo puede ser mayor que el beneficio. Pero la actividad física es buena, no importa la edad. Para empezar, porque logra que los huesos y músculos sean más fuertes, haciendo que se reduzcan las posibles caídas, o que, en caso de suceder, haya mucha menor probabilidad de lesiones graves.

Por otro lado, y como ya repetí en varias columnas, el ejercicio regular también beneficia al cerebro. “Se ha demostrado mediante diversos estudios científicos que adultos mayores que realizan actividad física simple -pero con asiduidad- tienen una capacidad elevada para tomar decisiones, mucho más que otras personas que no son activas físicamente”, me cuenta Casiano Carballo, licenciado en actividad física y deporte, que además agrega que ponerse en movimiento mejora varias enfermedades crónicas no transmisibles, hoy llamadas patologías de la civilización. Por ejemplo, para las personas con diabetes o alguna enfermedad coronaria, no hacer ejercicio es un riesgo mucho mayor que hacerlo. Puede que al comienzo tus músculos estén doloridos, pero será un dolor que irá cediendo conforme el movimiento se transforme en un hábito. Y así, la calidad de vida irá mejorando poco a poco (pero mucho en comparación con los días de sedentarismo).

En Entre Ríos, de donde es Carballo, esta problemática se está abordando de modo ejemplar: en instituciones de salud como hospitales geriátricos se capacita y acompañan a los adultos mayores en la necesidad de ponerse en movimiento, con una educación física de calidad. “Queremos producir en nuestros abuelos espacios para compartir, socializar, producir armonía en la motricidad, y, fundamentalmente, escucharlos”, cuenta el especialista. Porque muchas veces llegar a adulto mayor también es quedarse un poco solo, y entonces empezar a ejercitarse también es una gran forma de volver a salir al mundo y disfrutar de nuevas compañías y experiencias. A toda edad y en todo momento, el ejercicio sigue siendo un medio directo a una mejor vida. ¿De verdad necesitás más excusas para ponerte en acción?

Fuente:La Nación

https://www.lanacion.com.ar/2213889-a-toda-edad-no-hacer-ejercicio-es-un-riesgo-mayor-que-hacerlo

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de