ADULTO MAYOR Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN 2

157
0

Luigui Vidal Rivas

LA COMUNICACIÓN INSTITUCIONAL
El escaso interés en la comunicación social, en su fundamental importancia, por parte de las instituciones, genera que no investiguen sobre el tema y busquen comunicar por medios tradicionales, desdeñando los llamados medios “virtuales”, según ellos los medios no impresos o no transmitidos por radio y tv no existen, por tanto son ignorados.
Un ignorante conservadurismo se mantiene a pesar de la evidencia, de que la televisión ignora al adulto mayor, y lo trata como”anciano”, en un terco empecinamiento en no darse cuenta que el cambio de términos tiene buenos fundamentos, basado en que la persona mayor de hoy tiene hoy una imagen distinta y una actitud nueva.
No se puede ignorar como los periódicos ignoran o pasan por alto temas de gran importancia para las personas adultas mayores y solo tratan de ellos en tanto resultan “curiosos”.
La radio esta cerca de la gente pero ya no tanto, el internet ha cobrado fuerza, las redes sociales forman oleadas de opinión, ¿que escucha la gente en radio?, pues música, un poco de noticias y chistes, una hora de radio no puede llegar a mucho público, no puede competir con los grandes públicos que se van reuniendo cada día en las redes, y cuyas publicaciones se comentan y comparten durante largos periodos de tiempo.
Las instituciones, usan medios propios, como su propia página web y su página o perfil de facebook, además de algunos boletines impresos, pero suelen suministrar escasa información, la pereza, la dejadez y la inercia de hacer lo que los demás hacen, los lleva a pobres resultados.

Las instituciones deben comunicar y comunicar bien, es bueno usar todos los medios posibles, pero sin desdeñar los medios del futuro, que seguirán creciendo en importancia.
La institución que trabaja con adultos mayores o por el adulto mayor, está obligada a un perfil público institucional, a ser transparente, no basta con trabajar, es necesario demostrar que lo hacen, es absurdo y necio el secretismo.
Todavía hay instituciones que están con la ilusión de que sus eventos sean coberturados por lo que llaman la “gran prensa”, cuando si eso ocurre, la nota a publicarse, si se publica será del tamaño de un boleto de microbús, al que no se le prestará atención.
A despertar señoras y señores, el mundo cambia y periodistas con trayectoria se duermen en sus laureles, se aferran a un mundo de comunicaciones que ya dejó de ser, instituciones miren bien que el futuro ya está aquí.

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de