EL ABANDONO A LOS ADULTOS MAYORES

782
0

Nayeli Meza Orozco

Muchas personas de la tercera edad no cuentan con recursos para poder transitar la última etapa de su vida con las necesidades básicas. Pero existen algunas alternativas con las que pueden generar ingresos adicionales.

El pelo plateado de Rosa es testimonio de los 76 años que ha vivido en este mundo. Su soledad no fue voluntaria, pero ha aprendido a vivir con ella, incluso, la llama ‘Juanita’ cuando la menciona en alguna charla con sus amigas.

‘Juanita’ llegó a su vida cuando Pedro Ramírez , su compañero de vida por casi 60 años, le dijo adiós en la cama de un hospital en 2015 a causa de una insuficiencia cardiaca.

Sus dos hijos se convirtieron en sombras cuando la dejaron de visitar luego de que ella se negara a darles el dinero de la pensión de su padre con el argumento de que no podría manejarlo, esto provocó que Rosita, como le gusta que la llamen, cayera en una profunda depresión de la que intenta salir.

“Cuando uno es joven piensa que las cosas serán diferentes en esta etapa de la vida, pero no es así, todos los días nos enfrentamos a una lucha contra nuestros propios demonios, pero siempre debemos mantenernos optimistas o ‘Juanita’ nos puede aventajar”, dice Rosa Guadarrama, quien forma parte del equipo de Empacadores Voluntarios del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) en una cadena de supermercados.

En México, 28 mil personas mayores laboran como ‘cerillitos’ en tiendas departamentales sin un sueldo ni derechos laborales.

El voluntariado le permite a Rosita activarse y asegura que estar en contacto con otras personas le ayuda a alejar a ‘Juanita’, a pesar de que todas las noches regresa puntual para su cita.

Aunque no contar con una fuente de ingresos más allá de los mil 200 pesos que recibe cada mes por la pensión de su esposo la obligó hace un año a comenzar a vender gorros, chalecos, guantes y ropa entre sus vecinos y conocidos.

La originaria de Acuitzio, Michoacán, es parte de los 14 millones de adultos de 60 años y más que habitan en el país, de acuerdo con datos del Inegi.

INGRESOS DESPUÉS DE LOS 60

Alejandro Saracho, asesor en finanzas personales, destaca la importancia de contar con un plan financiero que ayude a dar estabilidad una vez que inicie la etapa de la vejez.

“Si se está más cerca de entrar a la tercera edad y no se cuenta con una jubilación o es muy baja la cantidad que se obtendrá, se pueden emprender algunas acciones para obtener dinero extra”, precisa el también autor del libro Reconfiguración financiera.

1) Rentar activos

Los activos son todas las posesiones que una persona tiene y que no están generando dinero como autos, bienes raíces, joyas, entre otros.

Saracho recomienda rentabilizarlos y el primer paso para hacerlo es elaborar una lista en la que se considere cualquier objeto útil. Posteriormente se debe revisar su valor y buscar interesados en rentarlos; se pueden utilizar anuncios y la publicidad de boca en boca.

“Siempre hay personas que tienen demasiados objetos y que ocupan un sitio para ellos”, añade el especialista.

2) Aprovechar redes de contacto

El especialista aconseja agrupar a los contactos que se tengan de acuerdo a lo que consumen y acudan a una tienda a negociar para convertirse en un intermediario.

“Pueden ofrecer comprar por mayoreo o llevar clientes a cambio de una comisión, de esta manera todos ganan”, expone Saracho.

3) Hipotecar a la inversa

En Europa y Estados Unidos este método es muy famoso, el experto detalla que esto consiste en vender la casa cuando se está en la última etapa de la jubilación para que se liquide en un periodo de hasta 20 años, sin necesidad de dejar la propiedad.

“La casa se vuelve propiedad del banco, por lo cual, no se podrá heredar directamente, sólo si los hijos saldan la deuda que se tiene; es una opción de capitalizar todo el esfuerzo que generó al comprarla”.

MÉXICO ENVEJECE

A pesar de que los adultos mayores representan una parte muy baja de la población en contraste con los jóvenes, el fenómeno de envejecimiento avanza a pasos agigantados y es irreversible.

Se prevé que para 2050 las mujeres de 60 años y más representen 23.3 por ciento del total de la población femenina y los hombres constituyan 19.5 por ciento de la masculina, revela el estudio Situación de las personas adultas mayores en México elaborado por el Instituto Nacional de las Mujeres.

Esta situación generará un impacto en el Sistema de Salud y pondrá desafíos a la organización familiar, así como cargas adicionales de trabajo de cuidados, en especial para las mujeres, quienes realizan mayoritariamente este trabajo.

Javier Govi, presidente y fundador de la Asociación Mexicana de Asistencia en el Retiro (AMAR), reconoce la complejidad que existe alrededor de este panorama.

El presidente de AMAR menciona que una forma de mejorar las condiciones de los adultos mayores de 60 años es que el Gobierno federal implemente programas en algunos sectores en los que se les permita convertirse en tutores de las nuevas generaciones y con ello pongan en práctica los conocimientos de toda una vida.

Tras el abandono de sus hijos, Rosa Guadarrama fue alojada por unas amigas que vivieron condiciones similares. Desde entonces crearon una red de apoyo con la que buscan que la última etapa de su vida honre su pasado.

“Lo único que nos queda es la esperanza de transitar en paz y prepararnos para el difícil momento de la despedida. Nuestra edad no nos hace valer menos”.

Fuente:Reporte O Indigo

https://www.reporteindigo.com/indigonomics/el-abandono-a-los-adultos-mayores-alternativas-ingresos-necesidades-basicas/

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de