“El futuro del desarrollo está envejeciendo”

61
0

Ken Bluestone, Asesor Político y de Políticas Públicas para Age International, una subsidiaria de beneficencia de Age UK y miembro de la red global Help Age.

Dos temas de gran resonancia en toda la OCDE son la necesidad de lograr el desarrollo sostenible y la creciente trascendencia del envejecimiento de la población. Sin embargo, es raro que estas dos agendas se conjunten para considerar lo que el envejecimiento entraña para los países en desarrollo.

Lo anterior resulta aún más sorprendente dado que el envejecimiento de la población es un fenómeno global que afecta seriamente a los países en desarrollo. Las cifras hablan por sí solas: en 2014 había 868 millones de personas mayores de 60 años de edad en el mundo, es decir, 12% de la población total. Para 2030, el número aumentará a 1.2 mil millones (16% de la población); además, las estimaciones actuales sugieren que para 2050, habrá 2.03 mil millones de personas mayores en el mundo (21% de la población). En 2047, por primera vez en la historia del ser humano, habrá más personas mayores de 60 años que niños de 16 años y menos.

Esta es la realidad en los países en desarrollo en nuestros días: 62% de las personas de 60 años y más viven en países en desarrollo y se espera que esta cifra aumente a 80% para 2050. Más importante aún es el ritmo del cambio que tiene lugar en países de ingresos bajos y medios. El panorama demográfico está cambiando de manera radical en muchas regiones de Asia y América Latina, lo cual ofrece poco tiempo para que los gobiernos de estos países se adapten a la situación. Incluso en África Subsahariana, debido a las tendencias de una mayor longevidad y desarrollo económico, tendría que esperarse cabalmente que “la masa de jóvenes” se convertirá en una “masa de personas mayores” en unas cuantas y cortas generaciones.

Entonces ¿qué significa esto para las iniciativas dirigidas a combatir la pobreza, la desigualdad y el cambio climático? Sencillamente, necesitamos preguntarnos lo siguiente: ¿nuestra comprensión del desarrollo incluye a las personas mayores? No tomar en cuenta a la personas mayores significa excluir hasta 20% de la población mundial. A este respecto, la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) indica un punto de inflexión en el reconocimiento del envejecimiento y de las personas mayores como parte del proceso de desarrollo. Las negociaciones de los ODS dejaron ya en claro que atender los derechos y las necesidades de las personas mayores es parte integral de la ambición de “no dejar a nadie rezagado”.

En un nivel más profundo, esta realidad nos obliga a reconsiderar supuestos básicos sobre lo que significa ser productivo en la sociedad y cuál es el papel de las personas mayores. Con demasiada frecuencia los formuladores de políticas, los encargados de la planificación y los practicantes del desarrollo suponen que la vida tiene lugar en tres etapas: la infancia (equivalente a dependencia), la edad adulta (o productividad) y la ancianidad (o dependencia). Esta comprensión simplista no podría estar más lejos de la verdad y oculta una enorme diversidad de actividades económicas e interacciones sociales en todas las etapas de la vida.

Oculta a la vista está la contribución de los abuelos pensionados para mejorar la educación y la nutrición de los niños. No existe un cálculo que refleje el valor económico de una enfermera de edad avanzada que ofrece servicios de atención de salud voluntariamente en su comunidad, tras haber sido identificada como “jubilada” y “no productiva”. No hay cifras que valoren de manera adecuada el cuidado y el apoyo proporcionado por y para personas de todas las edades en los países de ingresos bajos y medios.

En el contexto de lograr la normativa ODS, por convenirse pronto, la promesa de una “revolución de datos” y los compromisos con el desglose de datos por edad ofrecen cierta esperanza de que esta situación puede cambiar. Pero cualquier análisis deberá incluir datos de todas las etapas de la vida de una persona. Sin un mejor entendimiento del envejecimiento y el desarrollo, nos arriesgamos a invertir en programas de desarrollo y consolidación que ignoran dónde radican la pobreza y la desigualdad. Desglosar los datos por edad, género y discapacidad no es una adición costosa a la normatividad ODS, sino el cimiento sobre el cual podrán tomarse decisiones eficaces e invertir en ellas.

Otra enseñanza decisiva que la agenda de “no dejar a nadie atrás” brinda es que los componentes básicos para construir sociedades sostenibles, pacíficas y equitativas son los propios individuos que las componen. Sin una mejor comprensión del envejecimiento y el desarrollo, no tomaremos en cuenta adecuadamente el potencial de los individuos de todas las edades y con todo tipo de capacidades dentro de la sociedad. Vivir más con mejor salud permite a las personas mayores contribuir en mayor medida a desarrollar resiliencia en zonas propensas a los desastres. Tener acceso a financiamiento puede significar mejores ingresos y nutrición para los agricultores de mayor edad y sus familias. Obtener la atención médica adecuada para los abuelos puede significar que los niños puedan recibir educación por más tiempo. El envejecimiento es un hecho del desarrollo. No tendría que añadirse un juicio de valor a esta declaración o a la edad cronológica de una persona, bien sea esta joven o vieja. Las personas mayores son cuidadores, maestros, agricultores, atletas, comerciantes, obreros, profesionales y ganadores de premios Nobel. Las personas mayores pueden también ser frágiles y vivir con enfermedades crónicas, demencia o discapacidad. Lo importante es no mantener oculto el envejecimiento. También necesitamos reunir el valor de desafiar nuestras ideas preconcebidas de lo que implica envejecer, para facilitar que surjan políticas públicas adecuadas para los fines de nuestras sociedades en rápido envejecimiento.

Enlaces útiles Artículo original: Bluestone, K. (2015), “The future of development is ageing”, OECD Insights blog, http://wp.me/p2v6oD-23K.

Age International (2014), Facing the facts: The truth about ageing and development, HelpAge International UK, Londres, www.ageinternational. org.uk/Documents/Age%20International%20Facing%20the%20facts%20 report.pdf.

HelpAge (2015), The Disaster Risk and Age Index, HelpAge International UK, Londres, www.helpage.org/what-we-do/climate-change/disaster-riskand-age-index/.

Véase también el trabajo de la OCDE sobre socied

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de