Envejecer y sentimiento de envejecer

80
0

Luigui Vidal Rivas
04-06-2019
Si bien nuestra vida se encamina, naturalmente a envejecer y finalmente fallecer, el proceso de envejecer, que según estudios recientes comienza a los 25 años, no es un camino en decadencia, sino de importantes oportunidades y mejoras en nuestra vida, casi siempre, nuestros más altos logros, se consiguen en la edad madura, nuestro máximo desarrollo profesional y personal, se da durante el proceso de envejecimiento.
Nuestro máximo poder creativo e intelectual, y muchas cosas que aprendemos de jóvenes, se perfeccionan y mejoran luego, nuestra inteligencia se nutre de rica experiencia, y por tanto mejoramos en nuestros juicios.
Se habla sin embargo de que la condición física, que está ligada al deporte, decae, sin embargo, podemos conservar, con un estilo de vida sano muchas de nuestras fortalezas y habilidades y conservarlas, en tanto, no nos alejemos de la actividad física.
Un tema fundamental es el de la funcionalidad, nuestra condición de salud, que conservada puede no mermar en lo más mínimo, lo que una persona es capaz de hacer a los 30 años, lo puede hacer a los 60, y tal vez mejor, y en ese sentido la persona no se siente “viejo”, ya que puede seguir haciendo lo mismo que hacía, hace varias décadas.
Hay algunos aspectos superficiales como el perder cabello, o encanecerse, un cierto deterioro de la piel, que sin embargo, no afectan la funcionalidad y la sensación de estar “viejo” o envejeciendo, no se nota.
La persona puede sentirse como de 30, teniendo 60, y eso tiene que ver con una vida saludable, que ha permitido que se haya mantenido la flexibidad corporal, la condición cardiovascular sana, y por tanto puede caminar muy rápido, bailar, subir escaleras con facilidad y hacer ejercicio.
Al mismo tiempo se conserva e incluso mejora notablemente la actividad intelectual, por ello la gerontología debe fomentar estilos de vida saludable en todas las edades, y tendremos menos discapacidad, menos deterioro cognitivo y sobre todo salud.
Por eso a leer, escribir, bailar, ejercitarse, subir escaleras, hacer vida social y cultural y seguir aprendiendo toda la vida, y así sentirse joven cuando eres mayor, es posible.

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de