Gerontología sabemos, pero ¿comunicamos bien?

61
0
Luigui Vidal Rivas
Nuestro lenguaje debe expresar nuestro conocimiento, y no hablamos necesariamente de un lenguaje académico o técnico, sino fundamentalmente correcto, que expresa la realidad tal como es, yo reviso muchos materiales escritos entre notas periodísticas, artículos, comentarios y entrevistas, y es inevitable encontrar multitud de errores, incluso en infografías de instituciones, y todo esto sin nombrar faltas de ortografía.
Hasta cuando hacemos recomendaciones para todas las personas mayores, cuando muchos dicen tener claro la heterogeneidad del envejecimiento y la singularidad de cada envejecimiento, hasta cuándo vamos a seguir poniendo en un mismo “saco” a personas tan diferentes entre sí, ni que decir de la prensa, son muy pocos los periodistas o comunicadores que tienen una concepción gerontológica.
Es ofensivo encontrar cientos de informaciones, con generalizaciones sin fundamento, y muchas de estas informaciones escritas, vienen también de profesionales de la salud, que parecen resistirse a los cambios que se van dando ante nuestros ojos.
Así nos cueste, debemos decir personas mayores vulnerables, y no personas mayores, únicamente, cuando sea el caso de personas con salud delicada o dependientes.
Si tenemos que usar muchas más palabras para expresar una realidad, pues que así sea, para no caer en serias contradicciones, entre lo que decimos saber, y sin embargo no podemos expresar adecuadamente, la longevidad avanza y cada vez hay más personas mayores, que llegan a los 60 años en la mejor condición física y mental, cuando decimos personas mayores estamos hablando de personas mayores a 60 años, que incluye personas sanas y autovalentes, así como también personas con muy mala salud y dependientes, que son minoría, personas de 70, 80, 90 o 100 años, es el grupo etario más heterogéneo y en la medida que aprendamos a envejecer, previniendo, la vulnerabilidad se reducirá mucho más, y no digan eso ya lo sé, lo que se sabe , se practica y demuestra.
La pereza mental no debe ganarnos, es hora de renovar nuestro discurso, no existe un bloque llamado “personas mayores”, solo personas en distintas formas, etapas y condiciones de envejecer

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de