LA VISIÒN GERONTOLÒGICA-4

90
0
SUBESTIMACION DE CAPACIDADES EN LOS ADULTOS MAYORES COMO DESPRECIO ENCUBIERTO
Luigui Vidal
La mentalidad que subestima a los adultos mayores viéndolos como “pobres viejitos”, se mantiene viva, en los mismos recintos donde esta manera de pensar debía ser desterrada, por simple lógica.
Los adultos mayores no son personas a las que se “tortura” con charlas y ejercicios que los “pueden matar”, las personas adultas mayores mantienen mucho del vigor de su juventud y mantiene intacta su cultura y educación, mantienen una buena capacidad de atención y retención, y por eso incluso hay muchos adultos mayores que siguen estudios universitarios, y que acuden a charlas, participan y cuestionan.
Hay algunos adultos mayores, que por su especial condición de menoscabo de sus capacidades cognitivas no pueden hacerlo, pero la gran mayoría de los que acuden a un CAM, a un CIAM o a un club de adultos mayores, incluso con discapacidades tienen muy buena capacidad de aprender cosas nuevas, de atender.
Por eso se necesita gente con visión gerontológica, bien preparada para la tarea, sin absurdos prejuicios y esquemas mentales, y que tenga verdadera vocación, no gente que trabaja solo por el sueldo y aferrarse a un puesto donde no hay corazón ni compromiso.
La subestimación de las personas mayores, es un desprecio encubierto, la sobre protección no es un gesto ni acción de amor, ni siquiera respeto.
Si yo creo que los adultos mayores solo son viejitos que se que quedan dormidos en charlas, estamos subestimando, despreciando, que es lo contrario de amar,a los que sabemos, de lo que los adultos mayores son capaces de hacer, ya no nos sorprendemos ,por que sabemos lo que son y nuestra visión gerontológica, que la acompaña el corazón, nos lleva actuar correctamente con ellos.
Los adultos mayores son capaces de aprender,de cambiar de modos de pensar,de romper esquemas,de leer libros ,seguir estudios,no son unos pobres viejitos,
Amigos gerontólogos,vigilen con su visión gerontológica,y basta de subestimar,basta de desprecios encubiertos,hay que combinar profesionalismo y amor.
Esa subestimación alcanza a todos los sectores poblacionales considerados vulnerables o marginados, y también a los que son objetos de discriminación y ello alcanza a las mujeres, a los niños, alcanza a los pobres, a los discapacitados, los miembros de otros grupos raciales,los homosexuales y más.
Basta ya combinemos conocimiento,respeto y amor,ser simplemente humano.

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de