LA VISIÓN GERONTOLÓGICA 8

139
0

Luigui Vidal Rivas

No predomina aun en nuestra sociedad una imagen certera y positiva del envejecimiento humano,la imagen del adulto mayor que transmite nuestra cultura, sigue siendo la de un adulto mayor con una ciudadanía menoscabada, con prejuicios fuertemente arraigados e incluso un mal concepto de si mismo ,por parte del adulto mayor.
Una visión gerontológica que implica conocimiento y compromiso no se puede imponer como una ley, las leyes por sus consecuencias pueden cambiar vidas y situaciones, pero no se puede decretar la inexistencia de una mentalidad, de una forma de sentir y pensar, el peso de un legado.
No caigamos en el error de que las acciones que tome un país, solo sea cosa de  leyes, hay que considerar,los temas educativos,psico-sociales y de comunicación social, deben acompañarlos y no basta con efímeras campañas.
En la manera en que podamos unir los componentes del cambio que trae la visión gerontológica, con medidas realistas y efectivas, se lograran resultados visibles y mas rápidos, no es utópico ni falto de realismo, si las metas son correctas, lograr un importante cambio de mentalidad, de hecho si ha habido logros, pero seguidos por estancamientos.
Las campañas que son de corta duración no tienen un impacto importante en la mentalidad o compromiso de la ciudadanía, como las llamadas campañas del buen trato.
El pesimismo es una respuesta desalentadora de muchos profesionales y personas, el que se disfraza de realismo, que trae la inacción, este tipo de profesionales se tornan en cómplices de la vieja mentalidad y sus discursos solo son doctorales o efectistas, de un estéril academicismo.
Se puede crear una gran red para el cambio, es muy factible, si se van poniendo metas realizables, es posible ponerse de acuerdo desde los líderes profesionales, comunitarios y comunicadores y desarrollar una campaña permanente, de la que hablaremos en la próxima nota de “La Visión Gerontológica”

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de