NOTA EDITORIAL

359
0

 

Central Informativa del Adulto Mayor.

Es bueno reflexionar en estos momentos, previos al Día Nacional de las personas adultas mayores, la Central Informativa del Adulto Mayor, está escribiendo paso a paso la historia reciente y escribirá la historia futura de las luchas e iniciativas por los derechos y calidad de vida del adulto mayor.

Estamos con una nueva Ley que es superior a la 28803,sin duda, la hemos leído, y esperamos su pronto reglamento, y estar en las reuniones con las organizaciones de adultos mayores Y coordinando con el MIMP,dicho tema y sabemos que pasito a pasito se acerca la aprobación de la Convención Interamericana, debemos recordarle sus promesas al flamante gobierno.

Sí, nos alegra la nueva ley, pero como todo ciudadano tenemos preocupaciones razonables por su debido cumplimiento y seremos vigilantes ,pero lo que no seremos es ser “criticones”, aquellos que hacen lo mas cómodo de criticar, en algunos casos por ser peruano que quiere “meter cabe “ a otro peruano y aparentar de ser el que sintoniza con el sentimiento popular, amigos hay que criticar constructivamente, con sugerencias, con ideas y propuestas, sin adjetivos, chismes o maledicencia, el respeto y el conocimiento van de la mano, no buscar desacreditar o restar mérito al que lo tiene.

Hay que mantener nuestro corazón encendido, pero nuestra cabeza fría, hablemos con fundamentos, no por afán de figurar y entonces no aparecer oportunamente para lanzar fuegos de artificio.

Hay que pisar el  terreno donde viven nuestros compatriotas, salir del escritorio o de la cabina y ver lo que sucede, estar en el lugar de los hechos, estar al lado de las personas mayores, sin soterrado afán de lucro o manipulación, que cómodo para el que no trabaja duro ni se sacrifica, criticar con pesimismo disfrazado de realismo.

Falta mucho por hacer, los adultos mayores deben tener plena autonomía y ser dueños de su destino y nosotros debemos apoyarlos en esa tarea que les espera, dejemos a un lado la política partidaria, pero no la incidencia política.

Y no critiquemos, buscando razones o sinrazones, las cosas se observan bien se analizan, la crítica seria no puede provenir del mal humor, la exaltación o simplemente por practicar el deporte de la “crìtica”, la única buena crítica no es la que desacredita o difama, es la que construye haciendo que las cosas sean mejores.

 

 

 

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de