Personas mayores y ¿calidad de vida?

99
0

Mg Mercedes Rodríguez Ramos

El incremento importante de personas mayores, tiene su origen no sólo en el descenso de la natalidad, se añaden otros factores importantes también, como la generalización del estado del bienestar, la preocupación por la salud, por la alimentación. Nunca como antes, hoy, el volumen y proporción de personas mayores , había sido considerado como un asunto de “interés para el estado”, efectos de ¿pandemia?, parece que este fenómeno sobrepasa la mera consideración demográfica, pues, afecta también a la economía, a la cultura, a la ciencia, a la política, en suma a la situación social y humana contemporánea. Hoy se han hecho visibles sus necesidades y problemas y comienzan a ser, sin excepción, las necesidades y problemas de todos, máxime cuando hablamos de ese porcentaje grande de personas mayores que viven en la pobreza, la enfermedad y el aislamiento social.
El concepto de “bienestar social” se da lugar cuando, luego de la Segunda Guerra Mundial, las exigencias de las sociedades cambian la orientación de las políticas sociales, por lo que afirmamos entonces que el bienestar de las personas viene definido en esos términos, en términos de necesidades, de preferencia y de recursos que revelan hechos sociales concretos. El bienestar se produce en el momento en que las necesidades básicas se ven cubiertas y se puede acceder a las necesidades superiores. Como todos sabemos, las necesidades básicas son las fisiológicas, las de seguridad, las de pertenencia y amor y de estima. En cuanto a las superiores, denominadas por MASLOW necesidades de autorrealización, se manifiestan en los valores espirituales como la trascendencia, vida espiritual, belleza, perfección, paz, deseos de justicia, de orden.
Hoy se vive más, pero se vive mejor? La esperanza de vida se ha incrementado considerablemente. En el mundo se viene debatiendo la importancia de crear vías para una mejor atención a las personas mayores, la aparición de nuevos perfiles de ellos, que presentan nuevos intereses y posibilidades, es una preocupación en el ámbito político, económico y social.
Nos preguntamos ¿hacia donde camina nuestro país?, estarán conscientes, sus políticos, de hacia donde nos llevan?, ¿qué tipo de envejecimiento están diseñando?, qué calidad de vida se espera en 20 años más??
¿Se están haciendo modificaciones importantes de las leyes de jubilación, se ha pedido opinión a los futuros adultos mayores del país?, ¿conocemos qué significa una pensión de jubilación?, claro para los que tienen la “suerte” de aportar, y´¿ los que no trabajan?, cual será su futuro?, ¿cómo serán cubiertas sus necesidades?
El Envejecimiento de nuestro país, de su población, merece más respeto en su trato, requiere de la necesidad de reconocer que están diseñando el futuro del bienestar y la calidad de vida de toda una Nación.

Mercedes Rodríguez Ramos Lic. En Trabajo Social, con Maestría en Gerontología

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de