Problemática de la persona mayor nos implica a todos

96
0

Luigui Vidal
25-01-2020
Seguimos observando entre algunos profesionales, ligados al tema del envejecimiento, contradicciones al indicar su supuesto enfoque gerontológico, al considerar en la práctica, lo que considera un asunto de adultos mayores y que solos deben ir en pos de mejoras, cuando todos sabemos que el envejecimiento se consolida a partir de los 30 años, y por tanto estamos muchas generaciones en este asunto de envejecer.
Las organizaciones de personas mayores deben ser ante todo representativas, y esto no significa, que lo sean, solo porque sus líderes son conocidos, sino que deben contener una cantidad de miembros, bien establecida y comprobada, y que de alguna manera su liderazgo los lleve a metas ambiciosas y no solo “que los traten bien en el hospital” o algún otro derecho muy básico.
Cuando se realizan políticas públicas no solo se debe consultar a las personas mayores, sino también a los que están en el proceso de envejecer, a los que están en la cola por la adultez mayor, de ese modo nos enfocamos en el proceso de envejecer, sin contradecir el tema de la atención centrada en la persona y así somos más preventivos.
Los liderazgos deben renovarse, la idea es actualizar, la gerontología evoluciona, el mundo cambia ante nuestros ojos y seguimos en lo mismo, sin visión gerontológica y por eso los discursos se repiten, y los vicios asistencialistas y legalistas persisten, se habla de proyectos y promesas que la población desconoce, porque no se promueve, porque seguimos con la cantaleta del silencio y la manipulación de la información para transformar en héroes a los que no lo son.
Siguen con miedo a la luz pública, quien sabe porque, promover implica difundir, no ocultar, por eso resulta irónico, que hablen de promover aquellos que les gusta trabajar en la sombra, las personas mayores deben liderar su propia agenda, correcto, pero sería mejor con una alianza intergeneracional, fortalecer la prevención contra la vulnerabilidad, que se puede evitar.
Las próximas generaciones de personas mayores, deben ser más sanas, menos vulnerables, y en ello debemos pensar y no caigamos en el inmediatismo, hablar solo de coyunturas, trabajar por el futuro del envejecimiento es la gran tarea, pero si solo nos centramos en las actuales personas mayores no estamos bien orientados, las siguientes generaciones tendrán otras expectativas, necesidades, gustos, ¿estamos preparados?, obviamente no.

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de