Tecnología y adultez mayor, juntas para una mejor calidad de vida

46
0

Algunos adultos mayores suelen sentirse excluidos por las nuevas herramientas. El miedo a lo novedoso los aleja de su uso, ampliando la brecha generacional.

Vivir inmersos en la era de la tecnología resulta para muchos algo natural y hasta parece imposible una vida lejos de ella. Sin embargo, las personas con más de 70 años suelen sentirse excluidas por no saber usar las nuevas herramientas ligadas a la informática.
Las plataformas digitales, el vocabulario que acompaña el uso de teléfonos celulares y de las redes sociales, o que los dispositivos no se adapten fácilmente a sus condiciones físicas, les genera miedo por lo desconocido y amplía la brecha con los más jóvenes.
“Los adultos mayores en su cotidianeidad frecuentan el uso de tecnología, como puede ser un televisor o equipo de música. Pero cuando se trata particularmente de los gadgets tecnológicos, como los celulares, las computadoras y ciertos servicios como las redes sociales, aparecen aspectos que deben ser tenidos en cuenta”, alerta Franco Tornello, quien es docente de Psicología evolutiva de la adultez mayor.

El cambio en los modos tradicionales de hacer las cosas, tal como han estado acostumbrados a hacerlo la mayor parte de su vida les produce un rechazo. Sumado a esto está la exclusión que se produce a nivel del lenguaje: palabras como “Skype”, “Whatsapp”, “postear”, “retwittear”, “GIF”, “meme”, son algunas de las expresiones que son difíciles de comprender por los adultos mayores.
“El psicogerontólogo argentino Ricardo Iacub explica la presencia de ciertas actitudes de rechazo a los objetos tecnológicos en los adultos mayores. Una representación social en particular es la suposición y creencia de que en la vejez hay escasez de flexibilidad para aprender nuevos procesos y se sostiene la rigidez”, cita Tornello.
Esa representación social lleva con frecuencia a que el mismo adulto mayor no perciba que aún dispone de herramientas cognitivas para aprender el manejo de los objetos de la vida moderna, produce que los rechace y los más jóvenes reafirmen tal representación.

¿Habilidad o aprendizaje?

El docente sostiene que el temor o rechazo no se debe a una falta de habilidad inherente al adulto mayor. “Por lo tanto, es una responsabilidad de todas las personas validar que los adultos mayores tienen las capacidades para aquello que se propongan como meta de aprendizaje”, dice.
En consecuencia, recomienda transformar la pregunta sobre por qué los adultos mayores rechazan ciertos objetos tecnológicos por “¿qué puedo hacer desde mi lugar para colaborar con ellos? Cuando un adulto mayor pide asistencia, ¿la damos pacientemente?, ¿les explicamos para que aprendan o para quitarnos una tarea de encima?”.
El uso de la tecnología ayuda a derribar los prejuicios y es importante comprender que estar insertos en la era digital, mejora su calidad de vida, ya que se encuentran más activos y saludables: la salud no solo se compone del equilibrio físico, sino también del psíquico.

Para Tornello, la manera de transitar la vejez depende del contexto histórico en que se ha desarrollado una persona. Lo que implica que si en su juventud o adultez no frecuentaba el uso de dispositivos, tenderá a prescindir de esos objetos tecnológicos. Por ello, para las generaciones de niños, niñas, adolescentes y adultos de la actualidad, el uso de dichos dispositivos está naturalizado. Por ende no hace falta enseñar sobre el uso de un celular a un joven porque está incorporado en su contexto, lo contrario a una persona mayor.

El aprendizaje de nuevas tecnologías estimula la actividad mental de las personas mayores, lo que repercute también en el aumento de la autoestima y del bienestar en general.

Abuelas y abuelos 2.0

Hiperconectados

Es el nombre del taller que dicta la La Municipalidad de Salta para que aprendan a manejar las herramientas que ofrecen tablets y celulares.

Capacitación gratuita

Jueves 22, a las 12.30, en el SUM del Centro Cívico Municipal. El único requisito es contar con un teléfono móvil, una tablet o ambos.

Última etapa

Hasta el 30 de noviembre entregarán tablets a los jubilados y pensionados “suplentes” del programa Más Simple, que ya benefició a 8.000 personas.

Fuente:El Tribuno

https://www.eltribuno.com/salta/nota/2018-11-18-15-5-0-tecnologia-y-tercera-edad-juntas-para-una-mejor-calidad-de-vida

DEJA UNA RESPUESTA