Toda la vida es tiempo para alegrarse y disfrutar

36
0

Luigui Vidal Rivas
28-01-2020
Un edadismo muy común es aquel en el cual se dice que hay un tiempo para viajar, bailar y divertirse y dicen “Estoy en la edad en que viajar es divertido” y quien decía esto era una persona de unos 30 años.
Se cree que la juventud es el momento ya que después cuando “seas mayor” ya no podrás hacerlo, la realidad de hoy nos muestra que las personas mayores disfrutan muchísimo de los viajes, así como de las fiestas y reuniones sociales, donde bailan y también se toman algún trago.
Si uno está en buena salud e incluso con algún problema de salud, puede disfrutar de maravillosas experiencias divertidas, pero es cierto que si conserva funcionalidad y vitalidad, disfrutará más y podrá hacer algunas “locuras” al igual que los jóvenes, la jovialidad no se pierde.
Si has hecho una vida sana durante tu proceso de envejecer, muy posible que estés a la par con gente con edad cronológica mucho menor que la tuya y los vas a sorprender, te sentirás como si fueras de su edad.
Hay personas con más de 50 años que son “unas balas” y se acercan a la adultez mayor, de una forma que sirven de ejemplo para los envejecientes menores, no hay edad para divertirse, en todo momento hay lugar para la alegría y el placer de vivir, al tacho con ese edadismo “Estoy en la edad en que viajar me hace feliz”
Hay un sentimiento de superioridad juvenil que los hace resaltar su edad y cantarla, pregonarla, se sienten como si nunca van a ser “tíos” o “viejos”, la edad del calendario no interesa, lo que interesa es como se siente uno, como se encuentra y por tanto jóvenes edadistas sepan comprender la vida y vivirla bien, que el tiempo les pasará la factura y su “superioridad” es una ilusión.

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de