CHILE: SE GRADUA COMO TRABAJADORA SOCIAL A LOS 70 AÑOS

135
0

Estela Elvira Ruiz es santiagueña, tiene un hijo, y dedicó su vida a la docencia y al trabajo social. Hace algunos años se jubiló y decidió que era tiempo de continuar sus estudios, ya que en 1971 había culminado su formación terciaria. Fue entonces que —a pesar de las dudas que la embargaban— se dirigió hasta la Facultad de Humanidades, Ciencias Sociales y de la Salud de la UNSE, para inscribirse en la carrera de Licenciatura en Trabajo Social.

Así comenzó el cursado de las materias. “Era más que nada, un anhelo personal”, argumentó Estela, al ser consultada el porqué de la decisión. Y finalmente, el pasado mes de julio defendió su trabajo final de investigación denominado: “Las redes de apoyo social en los adultos mayores en la ciudad de Santiago del Estero”, lo que le valió el título de licenciada en Trabajo Social, a sus 70 años.

Refiriéndose a su historia de vida, Estela, afirmó que “una vez que me jubilé, quedé un poco desorientada sobre cómo seguir, porque se reduce el tiempo con las amistades, ya no hay una estructura a seguir, entonces decidí que lo mejor era estudiar”.

Su objetivo, ciertamente, no es ejercer la profesión con fines remunerativos sino más bien, oficiar de colaboradora en algún voluntariado. “Ingresar a la licenciatura era un objetivo personal y he tenido el acompañamiento de toda mi familia, de mis compañeros y profesores que siempre me trataron como una alumna más”, contó Estela, quien planea seguir otra carrera el año próximo.

Su investigación apuntó a relatar la realidad de los adultos mayores

En relación a su trabajo final de investigación, cuya directora fue la licenciada Aída Beatriz Simón; Estela comentó que surgió a raíz de su experiencia como docente en la zona rural de Santiago del Estero. “No trabajé sólo con niños, sino también con adultos mayores. En ese grupo había personas que no sabían leer ni escribir, y yo les enseñaba, pero principalmente, escuchaba sus historias de vida”.

“A partir de eso surgió el trabajo, que tiene que ver con conocer cómo viven los adultos mayores, y me han contado cómo van relacionándose una vez que llega la etapa de la jubilación. Algunos van a los grupos de la iglesia, otros a los centros de jubilados, a las reuniones barriales… De esa manera fortalecen sus relaciones y participan de manera activa. Precisamente de eso trata mi trabajo, de las redes que ofician de apoyo social al adulto”, comentó.

“A veces sentía temor, pero me daban ánimos para seguir adelante”

“La mayor del grupo era yo”, recuerda Estela, pero “la relación con todos mis compañeros era excelente”. Afirmó que cuando comenzó a cursar “sentí un poco de temor de estar entre los jóvenes, pero mis ganas de estudiar, de perfeccionarme, mantener mi mente activa, todo eso me ha impulsado a mantenerme firme”.

“La UNSE me ha recibido con los brazos abiertos, he sido una alumna más y los que me conocían me daban fuerzas para no decaer porque a veces tenía dudas”, señaló Estela y adelantó: “Si mi memoria me lo permite, voy a seguir estudiando otra carrera”.

“Estudiar siempre es gratificante”

Antes de finalizar la entrevista, Estela dio un mensaje a los jóvenes y a los adultos mayores. A los primeros les dijo: “Que se animen, hay muchos que están sin presentar su trabajo final, o están dudando, y eso no debe pasar. Los invito a que estudien, a que dejen un tiempito los celulares para lograr la concentración que siempre requiere de un tiempo silencioso. Les digo que se diviertan, pero que también destinen gran parte de su tiempo a estudiar porque es gratificante”.

Asimismo, a los adultos mayores los motivó diciendo que “el trabajo con manualidades y las actividades recreativas son muy buenas, pero no debemos descuidar nuestro intelecto. Con un poquito de esfuerzo podemos tener grandes satisfacciones”.

Fuente  http://www.nuevodiarioweb.com.ar/noticias/2016/08/07/40613-se-recibio-de-licenciada-en-trabajo-social-a-los-70

“Nuevo diario”

 

DÉJANOS UN COMENTARIO

avatar
  Suscríbete  
Notifícame de