Vanguardia Gerontológica-Conclusiones de sus cinco primeras reuniones

38
0

 

Manifestación de las cinco reuniones del grupo VG

1-Los cambios de terminologías y conceptos obedecen al desarrollo de la sociedad en transformación, donde el grupo etario de personas mayores a 60 años, ha adquirido un nuevo rol social, creándose una nueva realidad y a esta nueva realidad le corresponde un nuevo lenguaje, que deja atrás el de una visión ya superada con sus terminologías por tanto caducas.

Los términos para denominar a las personas mayores, deben obedecer a criterios técnicos y no deben tener ambigüedad, ni connotación negativa alguna, en ningún sentido, de acuerdo a este criterio y lo expresado en el párrafo anterior debemos considerar en el ámbito profesional como invalidados los términos como viejos y ancianos, y aunque podemos tolerar el término adulto mayor, recientemente cambiado, optamos por la opción más adecuada que incluye el tema de género, que es PERSONAS MAYORES.

2-Manifestación del grupo Vanguardia 2

Aunque hay que reconocer que al segmentar a las personas en grupos de edad, se siembra una semilla de edadismo, es necesario establecer rangos de edad, para el desarrollo de las políticas públicas, consideramos que la “vejez” como constructo social colisiona con la realidad biológica, por lo que no es posible establecer un inicio o una frontera para todos, que indique el paso de la edad madura a la adultez mayor, la heterogeneidad del envejecimiento, las variedades del envejecer, hacen imposible generalizar.

Consideramos como término alternativo adultez mayor, coexistiendo con el término vejez, el primero de ellos no está contaminado por las definiciones edadistas.

El envejecimiento vinculado con el concepto curso de vida, tiene varios aspectos positivos no contemplados en las diferentes definiciones, por lo que es necesaria una pronta redefinición, que incluya los aspectos positivos, el envejecimiento no es lo que pensábamos y tal vez lo que pensamos actualmente, es una tarea a realizar y pronto Vanguardia elaborará una propuesta.

Tras la segunda reunión pública, el grupo considera que el concepto de personas vulnerables, no es correcto aplicarlo a la totalidad de las personas mayores, ya que la llamada vulnerabilidad se produce por causas específicas de tipo social o de salud y no por el hecho de tener más de 60 años, aunque todas las personas sin distinción de edad, son susceptibles de algún tipo de vulnerabilidad.

También observamos que durante el proceso de la pandemia se han vulnerado los derechos constitucionales de los ciudadanos mayores, al confinarlos, por los motivos expresados en el primer párrafo, y que al considerar la vulnerabilidad como un elemento esencial de ser persona mayor, se crea discriminación tan similar a la pretensión de la OMS al vincular vejez con enfermedad.

El ser considerado persona vulnerable, pese a ser considerado como un concepto “protector “de las políticas públicas, encierra una “trampa” como lo ha evidenciado el hecho de la pandemia y es estigmatización de las personas mayores, al verlos como “vulnerables” se crea un sentimiento de superioridad de los que supuestamente no lo son, y promueve las actitudes paternalistas y la sobreprotección que anula a la persona.

Se ha demonizado el concepto de soledad, e incluso se crean alarmas de “epidemias de soledad”, la soledad se considera de manera objetiva cuando la persona vive sola y es subjetiva, porque la persona se siente sola, aunque esté viviendo con otras personas.

La soledad física de por si no es mala, es también oportunidad para crear, idear, escribir, leer, escuchar la música o películas que quieras y puedes comunicarte con mucha gente a cualquier hora, solo cuando las personas que viven solas tienen la salud comprometida, tienen alguna discapacidad para la cual necesitan ayuda, o cuando la persona tiene algún problema de salud mental, es negativa.

Se puede vivir solo y feliz y se puede vivir acompañado y sufriendo, no hay que demonizar la soledad que también significa oportunidad.

Hemos observado mal uso de las pluralizaciones en muchas publicaciones, cuando uno se refiere al concepto como adultez mayor o vejez se debe expresar en singular, y solo cuando nos referimos a las diferentes maneras de envejecer, diremos variedades del envejecer, no podemos decir vejeces, como tampoco niñeces o adulteces, en anterior oportunidad ya explicamos porque no es válido el término viejos y vejeces

El grupo VG manifiesta la necesidad imperiosa de eliminar las generalizaciones indebidas en relación a las personas mayores, ya que se ha advertido que el edadismo más frecuente es referirse a las personas mayores en general, cuando el contenido que se informa está referido a personas mayores en determinada condición, este tipo de edadismo desde los títulos de los artículos, sean estos académicos, informativos institucionales o de prensa, está muy extendido e inconscientemente lo manifiestan incluso profesionales del envejecimiento, para ello el grupo Vanguardia Gerontológica, llama a ser más específicos, tanto en el contenido global de lo comunicado, incluido títulos y subtítulos.

También se ofrecen servicios y productos para “las personas mayores “que siendo para una minoría con determinadas características, que contribuye a extender ciertas dependencias, o condiciones de vulnerabilidad a todas las personas mayores, atentando contra una visión más real y actual de la gran mayoría de las personas mayores, que están en un proceso de transformación positivo.

También el grupo VG ve los aspectos positivos del envejecimiento, que incluyen desarrollo y crecimiento personal, nuevas actitudes, la plenitud de los logros, oportunidades para nuevos aprendizajes y emprendimientos, sabiduría y conocimiento.

Evitando definiciones de “Perogrullo” y repetir lo de siempre, también en la parte de la condición física se puede mejorar en el envejecimiento, con un estilo de vida saludable, adecuada nutrición, y buena actitud mental, en algunos aspectos se dan repuntes, física y mental en el transcurso de los años adelante, es algo real y probado, pero no bien explicado, deberíamos estudiar estos envejecimientos sobresalientes, de una manera especial, no creemos que lo mejor al envejecer es conservarse, sino hay notable posibilidad de crecimiento y mejoras.

El grupo VG observa que todavía persisten actitudes elitistas y grupos cerrados que pretenden utilizar la información sin difundirla, consideramos que esa actitud traiciona el sentido de la gerontología, para crear cultura gerontológica en la sociedad.

El grupo VG manifiesta que más allá del concepto universalmente aceptado de la gerontología, como ciencia que estudia todos los aspectos biológicos, psicológicos y sociales, hay distintas visiones entre las cuales se le relaciona fundamentalmente solo con la adultez mayor y el final de la vida, y otra más abarcadora que ve a la gerontología como ciencia del curso de la vida, ya que vincula el transcurrir de la vida como envejecimiento, aunque la atención en las personas mayores, se convierta en la tarea más predominante, también debe comprender todo el proceso de envejecimiento y la intergeneracionalidad, permitiendo la intervención gerontológica en todas las etapas de la vida.

A la pregunta de si la gerontología persigue como grandes objetivos prolongar la vida y mejorar la calidad de vida, manifestamos un rotundo si ya que dichos objetivos implican todos los aspectos del envejecimiento que abarca la gerontología.

Es fundamental la difusión del conocimiento gerontológico hacia la comunidad formando cultura gerontológica o cultura del envejecimiento, para lo cual debemos estar preparados en los aspectos comunicacionales que lo permitan.

El llamado fenómeno “senior “que revalora las capacidades de personas de edad madura y personas mayores, en temas laborales y otros dominios como en el voluntariado, son consistentes con una nueva visión del envejecimiento y las personas mayores.

El concepto “enfermedades de la vejez” es erróneo ya que las enfermedades que se atribuyen a la adultez mayor, se inician antes de los 60 años, y a veces mucho antes, incluso las demencias se van forjando antes y pueden detectarse con un examen del cerebro, un estilo de vida saludable, más allá de la influencia genética puede evitar males que se dan en el proceso de envejecimiento.

A la pregunta ¿Crecer es envejecer? Respondemos que no son lo mismo, pero hay muchas y evidentes señales de crecimiento personal en las personas mayores y en las personas de edad madura, en distintos ámbitos, el envejecimiento encierra crecimiento.

Las denominaciones pintorescas o no profesionales como “los grandes “Gente grande “y otros modismos, no son válidos en el ámbito profesional, sin embargo se toleran en diversos contextos que no impliquen denigrar o burlarse de las personas mayores.

En publicaciones donde se refieren al colectivo de las personas mayores, no es recomendable usar siglas, sino escribir el término completo que es personas mayores.

También hay muchas afirmaciones en publicaciones que se toman erróneamente como axiomas, cuando se trata de teorías que necesitan fundamentarse adecuadamente, por lo que llamamos a pensar sobre las afirmaciones antes de adoptarlas por un “tema de confianza”, por lo que dicen muchos o porque lo dice un famoso.

Consideramos de alta prioridad la capacitación para la promoción gerontológica a todo personal que trabaja con personas mayores, que implica realizar actividades promotoras bien orientadas, gestiones, entre ellas charlas talleres, cursos, campañas y difusión por medios digitales, hay que considerar al profesional de gerontología como el gran promotor en perfecta sintonía con las personas mayores y demás grupos de edad en el camino de envejecer.

El promotor gerontológico debe tener visión gerontológica, para orientar adecuadamente su trabajo y liderar lo que significa trabajar de manera armoniosa con los envejecientes, considerando a las personas mayores, como ciudadanos de pleno derecho y por tanto autónomos.

Es muy importante desarrollar estrategias comunicacionales y planes de difusión, fortalecer los perfiles comunicadores gerontológicos en instituciones, profesionales y personal capacitado, para influir adecuadamente en la comunidad, formar gerontólogos comunicadores y comunicadores gerontológicos, en un mundo altamente comunicado la optimización de la comunicación de contenidos es de alta prioridad y así poder influir en la comunidad, en la sociedad.

Siendo coherentes con una visión holística de la gerontología, no deberíamos dejar de lado, la investigación biogerontológica del envejecimiento, debemos saber valorar adecuadamente esta información, mucho de lo que se investiga tal vez no nos beneficie a corto plazo, pero apuntamos al destino de la humanidad y mucho de lo que hoy existe, era fantasía o locura para los humanos del pasado.

 

 

 

 

 

0 0 votes
Article Rating
Suscríbete
Notifícame de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments