Visión gerontológica, leyes y campaña 6

23
0

Luigui Vidal Rivas
31-12-2018
Vamos a desarrollar en nuestro trabajo una comunicación gerontológica, un saber comunicar es fundamental en el promotor, informar y dialogar de forma adecuada y utilizar un respetuoso lenguaje asertivo, debe concordar, dialogar y convencer en sus propuestas de actividades, planes de acción o para emprender una campaña.
En conmemoraciones, eventos, campañas el promotor gerontológico no debe trabajar al azar, debe planificar y ser cuidadoso en elegir imágenes, o lemas, no usar estereotipos ni imágenes fuera de contexto, ajeno al país donde se desarrollan las actividades, dependiendo del caso debemos promover un envejecimiento activo, saludable y con derechos, promover una participación en todos los ámbitos y en ese sentido debe transparentarse, a través de ello, nuestra visión gerontológica, en todo recurso promotor que utilicemos, debe haber plena coherencia entre lo que proponemos y lo que mostramos.
Respeto a los adultos mayores, significa no infantilizar, sino darles el trato digno al que todo ciudadano debe acceder, y ello quiere decir también no subestimar sus capacidades, al organizar un evento donde se den a conocer información y conocimientos, las personas mayores no solo quieren diversión, también quieren saber más y ser líderes.
Todo programa de actividades debe estar coordinado con un plan de difusión, y se debe informar del evento antes y después de realizado, ello da más visibilidad y será de ese modo una actividad promotora efectiva, liderar implica comunicar y saber hacerlo, ya no se puede trabajar en silencio ya que nuestra sociedad requiere de buenos ejemplos y es un error pretender dejar esa labor a periodistas que nunca llegan, el informar es responsabilidad del promotor o de la institución a la que pertenece, se necesita en la cadena de difusión el eslabón del perfil publico comunicador como elemento fundamental.
Se debe publicar las actividades , con la mayor corrección, si queremos promover por redes sociales y no limitarse a publicar lo propio, elegir adecuadamente la información, de acuerdo a los objetivos de la institución promotora y no subestimar al público, pensando que no leerá y no limitarse a un solo aspecto de la realidad a mostrar.(continua)

DEJA UNA RESPUESTA